Los Niños de Hoy !!!

0
652

LOS NIÑOS DE HOY
Tiene ya más de 10 años, que todos comenzamos a escuchar historias de niños especiales, de niños diferentes.
Comenzamos a escuchar la frase “niños índigos”, la frase “niños cristal” y los medios comenzaron a tocar esos temas con más interés.

Pues bien, para comprender estas frases, para conocer su real significado, deberemos vivir y vibrar en la idea de que todos los seres humanos de éste planeta, no pertenecemos aquí. Somos el resultado de miles de años de historia y muchas razas llegando y mezclándose unas con otras.
¿Qué esto me consta? Claro que no, pero resulta coherente.

Se dice que cuando estas historias son rechazadas, criticadas o juzgadas por algunas personas, se trata ni más ni menos de seres humanos que aún no están listos para vivir en conciencia. De seres humanos aún contaminados con historias de ambición, de ego, de individualismo, etc.

Pero este texto no tiene como fin convencer a nadie de nada. No se trata de enseñar algo ni de intentar cambiar las ideologías y creencias de las personas. Realmente la finalidad de este escrito, es hacer notar que efectivamente de 15 o 10 años para acá, las nuevas generaciones de niños son diferentes a nuestra infancia por ejemplo.

Ahora los pequeñines son más perceptivos, ahora los pequeñines ya se niegan a comer animales muertos, ahora los pequeñines ya rechazan la violencia, los gritos y los golpes, ya los pequeñines defienden la justicia, cuidan las plantas, el agua y hablan de igualdad y amor.
Los niños de hoy en día parecieran vibrar en un nivel distinto y si bien dominan fácilmente los asuntos electrónicos y manejan hábilmente las nuevas tecnologías, también se expresan diferente con los adultos. Parecieran adultos maduros dentro del cuerpo de niños.

Los niños ahora preguntan sobre temas de actualidad, preguntan sobre la guerra, preguntan , preguntan y preguntan. Pareciera que van a mil por hora, sobrepasando nuestra capacidad de respuesta.
Los niños ahora parecieran vigilar a los padres, ahora son los niños los que tranquilizan a los padres, los que hablan con los padres, los que intentan cambiar equivocados comportamientos en los padres.

¿La razón?
Al parecer, están más conscientes de lo que hay más allá.
Están mucho más conscientes de toda esta experiencia temporal que es la vida humana.
Están mucho más conscientes del valor infinito de cuidar un planeta o a un animalito.
Son niños diferentes.

Y lo que está sucediendo, es que más y más voluntarios de otros planetas llegan a éste mundo a hacer cambios. Eso dicen estos niños, esa es la idea que más expresan.
Su finalidad, es definir qué seres humanos tienen la oportunidad para mejorar, para crecer y merecen ser “salvados” (por decirlo de alguna manera).
Estos voluntarios en cuerpo de niños, vienen a modificar cada uno a su manera, nuestros comportamientos tóxicos, enfermizos, llenos de apegos y miedos. Enajenados en distracciones inútiles que nos impiden ver más allá. Vienen a intentar que absolutamente todos los seres de éste planeta vibremos en el amor.

Teorías, hay muchas.

– Que si la Tierra fue poblada por seres de luz que viven en la Tierra interna o bajo el agua, queriendo salvar a los seres externos, nosotros y hacernos recordar nuestro verdadera esencia.

– Que si los seres humanos somos hibridaciones de muchas razas extraterrestres que hemos olvidado que el amor es lo más importante.

– Que si la Tierra sufrirá de una extinción más y estos voluntarios vienen a ayudar a aquellos que merecen ser salvados.

Sea como sea, el convivir con estos niños es una experiencia extraordinaria. Hablar con ellos es como platicar con un anciano lleno de experiencia.
Sueltan frases con una profundidad que nosotros mismos somos incapaces de formular.
Son niños que con palabras simples pueden sanar.
Niños que con sólo tocarte o abrazarte, pareciera que nos llenan de energía o salud.

Son niños especiales, y lo son de tal manera que muchos padres se asustan.
Mi niño no tiene amigos, mi niño no pone atención en sus clases, mi niño pareciera aburrirse en la escuela, mi niño ve cosas, mi niño siente cosas, mi niño fue diagnosticado con déficit de atención, mi niño fue diagnosticado con autismo, mi niño es disléxico, etc.
Y lo que no hemos aceptado aún, es que estos seres de luz, no pueden venir a “hacer lo mismo” que nosotros y de la misma manera, porque nuestras “normas” son incorrectas. Y precisamente eso es lo que ellos vienen a modificar.

Tienen habilidades maravillosas, ideas maravillosas, saben apreciar un cielo azul, una flor, el sabor de una fruta y una casa en armonía.
Ese niño, jamás hará amistas con niños que golpean a otros, niños groseros que humillan a otros, niños agresivos o violentos, niños burlones. Es por ello que se alejan y es raro que hagan amigos, porque estos niños vibran en la bondad, en la humildad, en la sencillez, y rara vez son aceptados, la mayoría de otros niños los califican como “raritos”, como “loquitos”. Sólo porque no juegan con ellos, sólo porque no ríen estruendosamente como ellos, sólo porque no disfrutan de hacer travesuras como ellos. Y mientras localizan a un ser igual a ellos, parecieran solitarios.
Rechazan los gritos, los empujones, las discusiones.
Disfrutan de jugar con maderitas, palitos, papel, colores, y demás elementos simples que los rodean.
Son capaces de sentarse a observar lo que hace un insecto con toda la calma del mundo y de desesperarse ante la orden de no moverse en clase ni hablar y tener que mirar fijamente una pizarra con datos inútiles. Ellos ya saben que lo que nosotros consideramos estudiar y aprender, está equivocado.
Ellos ya saben que el 90% de las cosas que se nos enseña en la escuela, no es importante. Simplemente lo saben y eso los hace “aburrirse” a diario.
Son niños que pueden quedarse meditando y en paz. Son niños que aman que les hables directamente y con palabras claras y concretas. Son niños que exigen respeto en tu trato hacia ellos.
Quieren que des la mano a tus enemigos, quieren que estés contento o contenta todo el tiempo, quieren disfrutar cada momento, quieren que seas optimista, no ven problemas imposibles de solucionar.

Y si los miras a los ojos, pareciera que miran diferente, pareciera que se trata de dos ventanitas por las que asoma alguien lleno de conocimiento, de experiencia.

Disfrutemos pues de estos maestros en el cuerpo de niños, escuchémoslos, y dejemos que sean ellos los que ahora den la lección. Permitamos que su camino esté lleno de confianza, amor y fortaleza, cuidemos de ellos y a la larga quizá comprendamos más fácilmente de qué va toda esta historia de la humanidad.

Así las cosas….

Akasha Sanación Integral
Elizabeth Romero Sánchez y Edgar Romero Franco.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA