El Arcángel Rafael y los Ángeles…

0
31

LECCIÒN Nr.7:
El Arcángel Rafael y los Ángeles de Curación y Verdad

La lección de hoy es sobre el Arcángel Rafael, el arcángel de la curación, y los ángeles que sirven con él en el rayo verde, también conocido como el quinto rayo.
El rayo verde es el rayo de la curación, la música, la verdad, la precipitación de la vida abundante, las matemáticas y la ciencia.

El Arcángel Rafael y su consorte divino la Arcangelina María (también conocida como Madre María) te ayudarán a sanar cuerpo, mente y alma, descubrir la verdad y hacerte íntegro.

Además, Madre María tiene una conciencia suprema de la belleza y la perfección interna de cada hijo de Dios, incluyéndote.

Como parte de su amoroso servicio a nosotros, Madre María tiene en su conciencia solo lo que es bueno para nosotros y se niega a aceptar cualquier imperfección, ayudándonos a convertirnos en lo que realmente somos.

Este magnífico servicio que ella presta se llama la ciencia del concepto inmaculado y también podemos practicarla entre nosotros.

Esta lección tendrá un significado especial para ti si te dedicas a la curación o necesitas curación. Todas las noches, puedes pedir que te lleven a su retiro etérico para estudiar métodos avanzados de curación y más.

INTRODUCCIÓN
Se conoce a Rafael como el ángel de la ciencia, el conocimiento y la curación.
Cierto texto judío sostiene que le reveló a Noé el poder curativo de las plantas.

Los católicos le reverencian por ser el ángel que curó a los enfermos en el estanque de Betesda. El libro de Enoc explica que entre sus responsabilidades está la de curar las enfermedades y heridas de los hombres.

Rafael trabaja con los ángeles de la curación y con María, Reina de los Ángeles, para sanar las enfermedades de cuerpo, mente y alma.

Cuando abordes un problema de salud física o mental, en primer lugar busca la ayuda del profesional adecuado, ya sea médico, quiropráctico o un especialista en salud mental, a continuación pon a los ángeles a trabajar.

Pídeles que eliminen cualquier energía negativa que esté causando esa dolencia. Luego, que coloquen su presencia sobre los profesionales de tu elección y que trabajen a través de ellos.

Mientras tanto, reza cada día a los ángeles solicitándoles curación y visualizando la luz curativa de Dios, de color verde esmeralda brillante, en torno a la zona enferma o lesionada, saturándola.
No te olvides de llamar siempre a los ángeles de protección para que trabajen con los de la curación. A menudo hay que proteger el proceso curativo de fuerzas invasoras, desde cualquier tipo de infección hasta energía negativa.

Si rezas y no ves resultados inmediatamente, no te des por vencido. Rafael ha explicado que no siempre es posible la curación física.

Tal vez tu karma requiera que experimentes dolor o enfermedad física durante un cierto período. De todas formas, quizás tus oraciones sirvan para sanar las dolencias del alma y el espíritu que te condujeron a hacer el karma inicial.
Estate siempre preparado para ver resultados milagrosos. Nunca sabes cuando tu oración o un acto de gracia pueden retirar el karma, de manera que percibas el hermoso trabajo de los ángeles de la curación al reparar almas y cuerpos maltrechos.

LECCIÓN
Conéctate con el Arcángel Rafael y los Ángeles de Curación y Verdad

Color: Verde
Arcángel: Rafael, “Dios ha curado”
Hogar espiritual: Fátima, Portugal
Lo que puedes pedirles:

Dones espirituales: Integridad, visión espiritual, inspiración de la verdad.
Ayuda práctica: Curación del cuerpo, la mente, el alma y el espíritu; inspiración para el estudio y la práctica de música, matemáticas, ciencia y medicina tanto tradicional como alternativa; satisfacción de necesidades físicas tales como alimento, ropa, alojamiento, herramientas de tu oficio.
Problemas mundiales: Solución de las desavenencias entre naciones; curación de los heridos en campos de batalla; inspiración de nuevos remedios para curar enfermedades.
El retiro de Rafael y Madre María se encuentra en el reino etérico sobre Fátima, Portugal.

La llama de curación que arde en el altar de su retiro fue afianzada en la octava física cuando Madre María se apareció a los tres niños pastores de Fátima en 1917.

Hay una corriente de luz que fluye como una gran cascada desde el templo etérico hacia el foco físico, y los peregrinos son curados por las “aguas” de la llama curativa.

El quinto rayo o el rayo verde, es el rayo de la curación, la música, la verdad, la precipitación de la vida abundante, las matemáticas, la ciencia, y la Palabra de Dios.

Este rayo corresponde a la visión de Dios y el chakra del tercer ojo, justo en la frente. Por medio de este rayo podemos precipitar en la forma todo aquello con lo cual queramos bendecir la Tierra con nuestros esfuerzos, nuestras oraciones, y nuestro servicio diligente.

Sentimos la expresión del rayo verde con más fuerza los miércoles, día en que muchas Iglesias celebran servicios de curación.

Rafael en las religiones del mundo.-
El nombre de Rafael significa “Dios ha curado,” o “la medicina de Dios”.

Algunas tradiciones llaman a Rafael el ángel de la ciencia y el conocimiento y el guardián del árbol de la vida en el jardín del Edén.

Textos judíos dicen que Rafael expulsó a los enemigos de la Tierra después del diluvio de Noé y reveló a éste el poder curativo de las plantas.
Muchos comentaristas identifican a Rafael como el ángel que agitaba el agua en el estanque de Betesda, donde Jesús curó al impotente.
El libro de Enoc describe a Rafael como el ángel que preside sobre las enfermedades y las heridas de los hombres. En este texto, Rafael recibe el cometido de castigar a uno de los ángeles rebeldes y curar la Tierra de sus profanaciones. También se le describe como guía en el inframundo.

Una tradición judía menciona a Rafael como uno de los tres arcángeles que se aparecieron a Abraham en el encinar de Mamre.

También se cree que Rafael dotó a Sara con la fortaleza para concebir cuando ya había sobrepasado la edad de hacerlo. En un sistema de la cábala se dice de Rafael que encarna la octava sefirá, Hod, que es “majestuosidad” y “esplendor”.

El poeta Longfellow, en La Leyenda Dorada, describe al Arcángel Rafael como el Ángel del Sol.
Las evidencias de veneración al Arcángel Rafael son infrecuentes antes del siglo XVI. En el siglo XVII la Iglesia con frecuencia, le dedicaba misas.

El día de San Rafael es el 29 de septiembre. Es conocido como el principal de los ángeles de la guarda y el patrón de los viajeros.

Rafael el Sanador
El Arcángel Rafael y Madre María trabajan con los sanadores de todos los campos. Inspiran nuevas curas y métodos alternativos de curación en científicos, personas con preparación en las artes curativas y en los de la profesión médica.

Hay muchas vías de curación que tienen validez. Si aprendes algo de ellas, puedes elegir el mejor practicante y los mejores cuidados para enfermedades específicas. No dudes en obtener varias opiniones.

Sea cual sea la vía curativa que explores, no descartes los cuidados médicos convencionales. Cuando tengas una enfermedad grave en tu cuerpo, considera todas tus opciones.

Dios ha proporcionado curas maravillosas a través de la ciencia médica. Han sido dispensaciones de gracia que han extendido la vida y han hecho que nuestra vida diaria merezca la pena.

Digo esto porque mucha gente cree que con la oración basta. Creo que debemos rezar constantemente mientras utilizamos la tecnología más avanzada en las artes curativas.

Los ángeles de Rafael están con las facultades de medicina y con científicos e innovadores en cada rama de la salud. Rafael dice que sus ángeles usan “la tecnología láser” para “penetrar en el núcleo de la célula… y expandir la llama violeta desde dentro,” así como para “sellar esa célula en la forma de pensamiento curativa”.

Podemos pedir a los ángeles que acompañen a médicos, quiroprácticos, sanadores de todo tipo.

Llama especialmente a Rafael y María y a sus ángeles de curación, pues son nuestros cirujanos. Reuniendo todas las cosas del cielo y la tierra, obtendremos los mejores resultados.

María, Reina de los Ángeles
El nombre de María significa “amada de Dios”. En la tradición cristiana hay indicios del sitio que ocupa María en la jerarquía angélica.

En el texto apócrifo “El libro de Juan el Evangelista,” Jesús describe a María como un ángel: “Cuando mi Padre pensó en enviarme al mundo, envió a su ángel delante de mí, de nombre María para recibirme”.

En la teología católica María es conocida como la “la Reina de los ángeles”.

La devoción a María ha sido asociada a miles de curaciones milagrosas, especialmente en Lourdes en Francia, Medjugorje en Bosnia y Herzegovina, y en otras localidades donde se ha aparecido.

Elizabeth Clare Prophet describe su conversión personal a María
Me crie con padres europeos de formación luterana, estrictamente protestante.

De muy niña tuve experiencias espirituales, como recuerdos de vidas pasadas, y fui de iglesia en iglesia buscando a alguien que me pudiera enseñar cosas de Dios.

Me encantaba la Iglesia Católica. Para cuando estaba en la universidad ya me habían inculcado que no era correcto llamar a los santos.

Cuando vi a la Virgen María representada en el metro con el título de “Reina de los ángeles,” mi corazón se preguntó cómo podía ella permitir que la gente la tratara como a un ídolo.

Un día iba caminando por la avenida Commonwealth en Boston. Miré al cielo azul y vi en frente de mí a María, la madre de Jesús.

Era tan libre, tan ligera, como una Hermosa doncella. Por su apariencia podría haber sido mi hermana.

Vestía de blanco y tenía la más bella sonrisa. Yo estaba emocionadísima, porque con solo una mirada todo ese prejuicio programado se cayó. Estaba tan feliz de haber encontrado a la verdadera Madre María.
No caminé, corrí hacia la Iglesia Católica más cercana. Estaba tan contenta de poder arrodillarme ante su estatua sabiendo que no lo hacía ante un icono, sino ante una persona real que había detrás, un ser celestial y la madre de mi Señor.

Me arrodillé ante ella y le pedí perdón por mi estado de conciencia. Le prometí mi vida y todo lo que hiciera.
Quería ser su amiga y su sierva. Y así comenzó mi larga asociación con María.

Cuando Madre María me dio estos rosarios dijo, “Así quiero que digas el Ave María”. La oración que dicen los católicos termina con las palabras, “Reza por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”.

Madre María dijo: No sois pecadores; sois hijos e hijas de Dios. Puede que hayáis pecado pero no sois pecadores. No me necesitáis en la hora de vuestra muerte; me necesitáis en la hora de vuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte. Entonces es cuando tenéis que llamarme para que os de mi refuerzo y mi protección.

Así me pidió que se hiciera el Ave María:

Ave María
Ave, María, llena eres de gracia
el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, hijos e hijas de Dios
Ahora y en la hora de nuestra victoria
Sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.

–FÍAT–
¡Yo Soy la Resurrección y la vida
de mi perfecta salud manifestándose ahora!

EJERCICIO:
Comienza a crear tu conexión personal con el Arcángel.
1.- Visita el retiro de Rafael y María.
Rafael y Madre María nos han invitado a visitar su retiro para estudiar la ciencia de la curación:

“Podéis llamarme a mí y a Rafael, pues nuestro retiro etérico se encuentra sobre Fátima en Portugal. Podéis acudir por la noche [vuestra alma en vuestra vestidura etérica, separada de la física, durante el estado de sueño] y estudiar las artes curativas. No lejos se encuentra la Universidad del Espíritu de Hilarión sobre la isla de Creta.

“Llamad, pues, a Dios y a vuestros ángeles de la guarda para que os lleven por la noche, en vuestros cuerpos sutiles, a dónde podáis estudiar y aprender cuáles son los métodos de curación de la era dorada”.

2.- Fiat para cualquier problema de salud o problemas financieros
Trata de dar este fíat ante cualquier problema de salud y económico. Es más efectivo cuando se da en voz alta en múltiplos de tres.

Así pues, tres veces por la mañana y tres veces por la tarde sería excelente.

¡YO SOY la resurrección y la vida de mi perfecta salud manifestándose ahora!

Ó

“¡YO SOY la resurrección y la vida de mis finanzas, que se manifiesta en mis manos y para mi uso en este día!”.

Otras invocaciones:
“YO SOY” la Unificación Milagrosa con la Ley Cósmica en el Gran Sol Central, de todos los Poderes Curadores de mi corriente de vida, que yo tenía antes de que este mundo fuera creado y esos Poderes AHORA SE ACTIVAN E INTENSIFICAN en mis cuerpos internos y físico, llevando la Curación a cada célula de esos cuerpos.

“YO SOY” la Unificación Milagrosa con la Ley Cósmica en el Gran Sol Central; en el Amado Sol de Helios y Vesta… que sale a mi comando y bendice con Pureza Inmortal a todo aquel a quien yo la dirija… dándole su Salud Perfecta.

“YO SOY” la Unificación con la Gloriosa Música Curadora de las Esferas y yo atraigo AHORA la Esencia maravillosa de esas melodías dentro de mi ser y mi mundo dándome mi Salud Perfecta. Mis seres amados son mantenidos en la Pureza y Amor Inmortal del Gran, Gran Silencio y El Manto de Su Llama los cubre, los purifica y los cura para siempre!

“YO SOY” la Imagen Divina de Dios manifestando ahora esa Perfección en mi ser y mi mundo, y en todos los hijos de Dios, cada uno, donde quiera, en Su Supremo Nombre para siempre!.

3.- Ave María
En tu altar o un lugar silencioso: prende una vela y da el Ave María tres veces.

BEINVENIDOS A LA CONSCIENCIA DEL AMOR Y LA UNIDAD, EN EL SAGRADO ESPACIO DEL CORAZÓN, DONDE COMPARTIMOS EL HOGAR DE TODO LO QUE ES DEL UNO!!!

La difusión y circulación de este mensaje son altamente recomendables.
¡Ha llegado el momento de irradiar en una escala más grande, a estas nuevas Energías, portadoras de Alegría!.
YO SOY Maria Lustig, Difusora de la Luz y el Conocimiento en esta Edad Dorada)
Por: Maria Quintana.

COMPARTIR