Cuadratura Urano en Tauro y Saturno en Acuario….

0
73

Disertación libre sobre la cuadratura Urano en Tauro y Saturno en Acuario: Solo Vibrante.

Como puedo apegarme a las cosas, que van y vienen más allá de mi voluntad
como puedo apegarme al otre que es un Dios, Diosa que está viajando su universo, aprendizaje planeado, minuciosamente acompasado a la sincronía y los tránsitos planetarios

como puedo apegarme al ser la música sonando, bajo la ley del cielo: si el iluminado come lo que le pide el cuerpo y duerme cuando tiene sueño.

Como querer para mi y no para el otro: si lo que doy lo estoy recibiendo multiplicado, y al recibir lo que me dan enriquezco al dador.

Como puedo creer que hago algo, si es la Vida haciéndome a mi.

como puedo apegarme a creencias, si son el discurso con que la sociedad nos ata, la ilusión del engranaje, el mapa de las marcas que surcaron mi totalidad, que resiste al dejar entrar luz al vehículo:

como puedo apegarme al cuerpo, sinó es mi cuerpo, sino materia elemental prestada de la madre Gaia, como una escafandra que uno alquila para andar por el océano.

como puedo creerme materia, si nos damos electricidad con la oreja del gato y la manija de la puerta de metal.

como puedo creer que tengo que perdonar al otro, que es el espejo maestro de la herida a la que me apego; o perdonar a mis padres, si el alma los eligió para integrar y recordar:

La paz a través del conflicto, sabiduría a través de la ignorancia

que somos amor a través de la desgracia que arrastra el miedo

que somos voluntad divina creadora experimentando ser único, como cada uno, en un mundo de polaridad sagrada, perfecta.

Como puedo rechazar una emoción, si es el motor de la acción que limpia las aguas; al resistir surge la distorsión y el estancamiento.
SI al permitirme sentir la emoción se libera en dicha y alivio.

Al apegarme al placer genero dolor, como preferir si la naturaleza ama el equilibrio de los dos:

Ilusión y Realidad, como no vemos que nuestra divinidad nos permite todo, equivocarnos las veces que sea necesario, con la generosidad aún de aumentar el volumen del síntoma, del desequilibrio que nos aleja de lo que somos y olvidamos.

Ahora estoy vivo y soy mi soberano, me permito la sensibilidad de ser humano y las manifestaciones de mis anhelos.

Recordarnos:

Como puedo identificarme con el Alma, si desconozco su recorrido más allá del tiempo, sus vidas de maestrías y crueldades; su origen estelar tan antiguo que me llama a silencio.

Como puedo apegarme al símbolo, si el fuego no es más que el espíritu dando luz y calor

como no inclinarme en reverancia ante lo que desconozco, y nos contiene; y con los labios llenos de gracia en un susurro pedir guía sin saber, sintiendo compasión, sintiendo gratitud:

Como pueden ser míos los sentimientos que no se pueden hacer ni asir, ejercer por voluntad, sino emerger cuando desaparezco presente, siendo lo que soy, sin expectativas, solo vibrante.

Marcelo La Casa – Astrología –
Pintura: Pedro Vayu Gallinger

COMPARTIR